lenguaje tardío

Lenguaje tardío

“Lenguaje tardío”

El criterio para considerar una aparición tardía en un niño pequeño es que a los 2 años emita menos de 50 palabras diferentes y que no produzca combinaciones de de dos palabras, en ausencia de déficits sensoriales, neurológicos, cognitivos o del espectro autista.

Es importante el control sistemático e incluso la instauración de terapias específicas del lenguaje apenas se observe una aparición tardía puesto que en muchos casos evoluciona hacia un trastorno específico del lenguaje. De hecho la aparición tardía de es el criterio principal del trastorno específico del lenguaje. También es importante realizar un diagnóstico diferencial entre ellos.

A grandes rasgos, la emergencia tardía se refiere a menores con desarrollo más lento del lenguaje que la población normal y que alcanzan una relativa normalidad lingüística en un período más o menos corto. Es decir, es una situación pasajera. En el caso de un trastorno específico, el retraso en la adquisición se mantiene en el tiempo y, muy probablemente, persistirá.

Los factores de riesgo que nos deben hacer sospechar que no estamos ante una emergencia tardía sin más, sino ante el síntoma más llamativo del trastorno específico son bajas puntuaciones en:

  • número de consonantes producidas
  • nivel de vocabulario expresivo
  • capacidad no verbal
  • capacidad de vocabulario receptivo
  • capacidad de comprensión y expresión
  • antecedentes familiares de trastornos de lectura y escritura.

Siendo los dos últimos indicadores los más predictivos.

 

Share this post