lenguaje tardío

Mi hijo no habla

“Mi hijo no habla”

Una de las primeras preocupaciones de los padres ante el desarrollo psicoevolutivo de su hijo es percibir que éste no habla como lo hacen otros niños o niñas de su edad.

El diagnóstico del retraso primario del desarrollo del lenguaje se hace generalmente, por exclusión. Aunque su hijo no habla, seguramente tendrá una comprensión aceptable del lenguaje, esta situación podría prolongarse hasta los 3 años y resolverse aunque quede alguna secuela de tipo articulatorio.

El problema radica en que si hacia los 3 años no se ha resuelto, podemos estar ante la manifestación de un problema subyacente más importante y no un simple problema de retraso del habla.

Por ello, si su hijo no habla o no habla como los demás niños es recomendable un seguimiento a efectos de determinar, lo antes posible, a qué situación nos enfrentamos. Pues, en caso de que sea la primera manifestación de un problema subyacente, cuanto antes se diagnostique e inicien los tratamientos oportunos mejor será el pronóstico.

Share this post