lenguaje tardío

Tu hijo habla mal

“Hijo habla mal”

Si tu hijo habla mal para su edad, cuidado. Efectivamente, podría ser un simple retraso del habla o no. Gran cantidad de problemas tienen como principal manifestación el área del lenguaje, pero no es este el problema principal.

Si tu hijo habla mal, la primera opción no es comenzar una terapia logopédica, pues al no estar tratando el problema principal lo más probable es que no mejore y se esté perdiendo un tiempo precioso.

Lo primero es establecer un diagnóstico que constate si estamos ante un retraso primario o secundario y a partir de ahí decidir cuál es la terapia que realmente le va a ayudar.

Aparte del retraso del habla es importante observar la concomitancia de otros signos como la demora marcada en la aparición de las primeras palabras y la lentitud en la ulterior organización lingüística en todos los niveles: pragmático, fonológico, sintáctico, léxico y semántico por incoordinación psicomotriz, babeo, desinterés oral, inhabilidad para captar las relaciones gramaticales, dificultades en la generalización de los significados, afectaciones de los movimientos biológicos de la deglución, masticación y succión, disminución de la intensidad vocal, resonancia nasal aumentada, timbre aereado, trastornos de la entonación, dificultades en la realización de las praxias orales y/o motoras hay que descartar trastornos auditivos, visuales, perceptuales, que pueden asociarse a esta entidad lo que empeoran el pronóstico y alteraciones en el lenguaje extraverbal (mímica facial coordinación ocular, lenguaje gestual, etc.)

El pronóstico de esta afección dependerá de su etiología, del diagnóstico temprano y del tratamiento oportuno, por ello lo primero es realizar un estudio del origen de sus problemas con el habla y a partir de ahí decidir si se espera o si se instaura algún tipo de terapia.

Share this post