neuropsicologia y prematuridad gijón

Neuropsicología y Prematuridad

Neuropsicología y Prematuridad

neuropsicologia y prematuridad gijónEl pronóstico del desarrollo neuropsicológico de los recién nacidos prematuros es muy variable, pero existe una relación clara entre prematuridad, bajo rendimiento cognitivo y académico o alteraciones emocionales y conductuales, que pueden prolongarse más allá de la infancia.

El 10-25% de los grandes prematuros presentan alteraciones estadísticamente significativas en la capacidad cognitiva general en comparación con la población normativa. Estas alteraciones están relacionadas con diferencias en el cociente intelectual (CI), riesgo superior de manifestar trastornos del lenguaje y dificultades escolares en general.

Las disfunciones neurosensoriales y motoras más graves suelen detectarse durante la primera infancia. Los de baja gravedad (procesos y funciones específicos) son más evidentes a medida que el niño crece y el medio se hace más demandante.

El metaanálisis de Aarnoudse-Moens et al. concluye que existen diferencias significativas entre grandes prematuros o de muy bajo peso al nacer y nacidos a término en lo que respecta a la atención, fluidez verbal, memoria de trabajo y flexibilidad cognitiva (en el rendimiento académico en matemáticas, lectura y ortografía) y, dentro del ámbito comportamental, en internalización de los problemas. Las matemáticas, la lectura y la indicación por parte de los padres de problemas emocionales en sus hijos mostraron correlaciones fuertes y positivas con el peso medio al nacer y la edad gestacional media. Estos déficits, además, evolucionan peor en los niños que en las niñas, lo que se atribuye a una mayor incidencia de problemas neonatales y de discapacidad en los varones.

La neuropsicología y prematuridad también se manifiesta en  las alteraciones sensoriomotoras, incluida la parálisis cerebral infantil. Estas son frecuentes entre los prematuros, y pueden suponer importantes repercusiones en funciones visomotoras y visoespaciales, como la percepción visual, la integración visomotora y la coordinación oculomanual. La mayoría de los grandes prematuros manifiestan algún tipo de problema visomotor, incluso cuando su CI se encuentra dentro de un rango normal. Estos problemas se relacionan con otros déficits en atención o memoria de trabajo visoespacial.

Los prematuros muestran alteraciones atencionales y ejecutivas: menor rendimiento en tareas de atención selectiva o sostenida, en inhibición o en las habilidades de alternancia, y en general con ejecuciones directamente proporcionales a la edad gestacional.

Alteraciones atencionales, metacognitivas y de autorregulación se han asociado a la interrupción de la maduración fetal, entre las semanas 32 y 37 de gestación, con mecanismos que van desde la organización de las capas corticales o el intercambio de hormonas maternas tiroideas a las lesiones en la material blanca neonatales, en especial las parenquimatosas y la dilatación ventricular. Los autores insisten así en una etiología fundamentalmente biológica frente a la de corte social.

FUENTE: NEUROPSICOLOGIA DEL DESARROLLO; JOVANA RN

Share this post