cardiopatía congénita

Cardiopatía congénita

“Cardiopatía Congénita”

Para llevar a cabo la cirugía correctiva se requiere de la circulación extracorpórea (CEC). La isquemia intra o pos CEC es la causa más frecuente de disfunción neurológica (Morlans Hernández, Santos García, González-Prendes, Rodriguez Salgueiro, García Mendive, & Sainz Cabrera, 1998), la que, a su vez, es una de las de mayor frecuencia entre las complicaciones poscirugía cardíaca (Alcover Bloch, Gómez López, Jordán García, Palà Calvo, Rodríguez Miguélez, & Figueras Aloy, 1999).
Para contrarrestar la hipoventilación que se produce en dicho procedimiento, se utiliza el óxido nítrico que está indicado en las cardiopatías congénitas que cursan con
hipertensión pulmonar. Durante la CEC, el cerebro queda en manos de una circulación restringida y dependiente de la bomba de circulación extracorpórea para su oxigenación y nutrición. Este es el período crítico durante el cual puede producirse hipoxia con las posibles consecuencias que ésta ocasiona. Las neuronas son extremadamente dependientes del oxígeno y la glucosa. En el cerebro no existen depósitos de glucógeno y, por ello, el tejido neuronal depende de un continuo aporte de sustratos.
Entre las funciones cerebrales superiores que se ven afectadas en pacientes con cardiopatías se destacan las praxias, las gnosias y el lenguaje.
Las praxias han sido definidas como movimientos organizados que tienden a un fin, a un objetivo. Se han reconocido praxias simples (por ejemplo, deglutir, succionar, guiñar) y praxias complejas (por ejemplo, anudar, recortar, enhebrar). Entre estas últimas están las praxias manuales complejas, de los miembros y del tronco las cuales son requeridas para el aprendizaje pedagógico (Azcoaga, 1979).
Las gnosias refieren al reconocimiento sensoperceptivo y también pueden ser divididas en simples y complejas. En la organización de las gnosias participan una o varias estructuras funcionales de los hemisferios cerebrales, según sea la complejidad del reconocimiento sensoperceptivo. Entre las gnosias simples, que requieren de una sola estructura funcional para su organización, pueden mencionarse algunas gnosias táctiles como la diferenciación de texturas (blando/duro, suave/áspero). Entre las complejas, que requieren de más de una estructura funcional para su organización, se incluye la discriminación auditiva de ritmos y de melodías, las visomotoras, las viso-témporo-espaciales y el esquema corporal. Para el caso del aprendizaje de la lectura y escritura, las gnosias visoespaciales, las visotémporo-espaciales y las rítmicas cobran especial importancia (Azcoaga,1979, 1983).
El lenguaje es un sistema fisiológico, psicológico y social, dotado de leyes intrínsecas y genéticamente determinado dependiendo de factores internos como la integridad biológica y la neurológica y factores externos como el medio ambiente y el código lingüístico (Azcoaga, 1990).
El lenguaje suele estar condicionado, lo que produce que hable peor que los niños/as de su edad y que le cueste comprender lo que le dicen o lo que oye, con todo lo que ello implica en su vida personal y en su rendimiento escolar.
Fuente: Armele, Montserrat, Díaz, Desirée, Galeano, Jorge, Intervención neuropsicológica en un caso de trastorno del desarrollo generado por una cardiopatía congénita. Revista Chilena de Neuropsicología [en linea] 2014, 9 [Fecha de consulta: 8 de mayo de 2019] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=179331012007> ISSN 0718-0551 

Share this post